Blog

La nube híbrida, el camino más rápido y simple hacia la transformación digital

La nube híbrida es una solución informática que integra los servicios de la nube pública, privada y la infraestructura local. Esta tecnología permite administrar los recursos de forma sencilla y hacer la portabilidad de los datos rápidamente. Uno de sus mayores beneficios es satisfacer las diferentes demandas de las empresas.

¿Qué es la nube híbrida?

La transformación digital cada vez cumple un papel más importante en la actividad comercial y en el mundo de los negocios. Hay un gran número de iniciativas que han beneficiado este cambio y que han favorecido la modernización de las empresas y su competitividad en el mercado.

Es evidente que la transformación digital ha acelerado el ritmo de las industrias. Por esta razón, el paso hacia la nube híbrida debe ser seguro y ofrecer garantías. Este es uno de los principales desafíos para los próximos años. Aunque este modelo operativo es muy consistente y eficaz, hay que buscar el camino más rápido y reducir los posibles riesgos.

¿Para qué sirve la nube híbrida?

El cloud computing permite acceder a los servicios IT a través de Internet y gracias a las infraestructuras disponibles. El cloud privado o dedicado es el formato más común. Pero esta infraestructura solo beneficia al propietario y a su equipo, porque se ha diseñado para un único cliente.

Por su parte, la nube pública es una infraestructura que sirve a muchos más clientes, ya que los datos se pueden alojar en varios servidores a la vez. Este es el caso de Microsoft Azure o Amazon Web, entre otras opciones.

La nube híbrida se ha diseñado para reducir la complejidad de la administración. Hasta el momento, la mayoría de las plataformas que trabajan en la nube incluyen sus propias herramientas y esto complica la administración de los recursos. Por este motivo, esta modalidad de cloud puede acelerar la innovación y optimizar los costes.

¿Cuáles son las principales ventajas de la nube híbrida?

Inicialmente, el objetivo de una nube híbrida es facilitar a los equipos de la Tecnología de la Información (TI) la administración de recursos en la nube para equilibrar los gastos y servicios. Para lograr una administración exitosa, se requiere de una solución que favorezca la operatividad y brinde las herramientas necesarias.

La combinación de la nube privada y la pública debe garantizar una infraestructura TI flexible y más rentable. Por lo tanto, el resultado es un entorno informático unificado para que una organización pueda escalar en función de la carga de trabajo y usando el entorno tecnológico apropiado.

A continuación, enumeramos algunas de las características y ventajas de trabajar en la nube híbrida para simplificar la transmutación digital.

  • Gestión integral del ciclo de vida. Esto hace posible las actualizaciones rápidas y completas, así como la capacidad de integrar versiones válidas.
  • Operaciones simplificadas y optimizadas. Esta es otra de las grandes ventajas que ofrece la nube híbrida. La simplificación y agilización de las operaciones es de gran ayuda para cualquier tipo de empresa.
  • Única fuente de soporte para el sistema. Esto permite que los equipos de TI se liberen y enfoquen solo en iniciativas de crecimiento para mejorar el rendimiento y estabilizar la carga de trabajo.

Los retos y desafíos de la nube híbrida

Hay dos aspectos a considerar en el nuevo entorno digital y que se relacionan con la cloud híbrida: el almacenamiento y la protección de los datos. La información es uno de los grandes activos de cualquier empresa y, por este motivo, hay que garantizar unas medidas de seguridad adecuadas para evitar su pirateo y los posibles ataques en ciberseguridad que pongan en riesgo a la empresa.

Uno de los mayores retos de los fabricantes es ofrecer una suite flexible para integrar los datos y mejorar los equipos de forma continua. A esto se añade la opción de acceder a los datos de manera rápida y favorecer la escalabilidad. Por lo tanto, cuando se habla de modernidad en las infraestructuras, hay que respaldarse en aplicaciones seguras con alta disponibilidad. Todo ello, sin pasar por alto la necesidad de contar con sistemas simples de administrar y realmente operativos.

Los líderes en tecnología y los ejecutivos en este sector de los negocios se enfrentan a una amplia variedad de opciones basadas en la nube. A medida que aceptan que la economía digital es una realidad, se valoran las necesidades de este cambio. Sin embargo, la mayoría se pregunta cómo usar la nube de forma eficiente para que la compañía sea más competitiva. Si bien la nube híbrida tiene más sentido para mucha gente, aún son varias las personas que dudan sobre esta opción y cómo integrar adecuadamente en el entorno digital.

En resumen, la cloud híbrida favorece la agilidad, la flexibilidad y el nivel de ingresos de una empresa. Está claro que las empresas están sometidas a niveles de presión y carga de trabajo que solo pueden reducirse si se usan aplicaciones y metodologías más ágiles como esta.