Blog

La nube híbrida ya es la infraestructura de TI dominante

La nube híbrida ha conseguido imponerse como infraestructura TI. A continuación, se comentan sus características y ventajas.

¿Cómo ha evolucionado el uso de la nube por parte de las empresas?

Hace dos años, el 29 % usaba una nube pública o privada. En la actualidad, solo el 3 % sigue apostando por esta opción. Una encuesta realizada a más de 7000 ejecutivos, de empresas de 47 países pertenecientes a 28 nichos de mercado distintos, confirma la apuesta por la nube híbrida. Los resultados se pueden agrupar en los siguientes puntos:

  • La opción de poder disponer de cargas de trabajo que se puedan trasladar es el objetivo de un 79 % de empresas.
  • Un 69 % declaraba que depender de un proveedor es un obstáculo para el rendimiento empresarial.
  • Un 64 % añadía que cumplir con la normativa de la protección de datos también afecta al rendimiento. La ciberseguridad también provoca la preocupación.

¿Qué necesitan exactamente las empresas?

Los CIO tienen claro que elegir un tipo de nube es una cuestión tan importante como decisiva. Entre sus necesidades destacan:

  • La combinación de soluciones distintas. Una nube híbrida tiene una parte privada y una pública. En el equilibrio del uso reside su adaptabilidad.
  • La flexibilidad. La mayoría de proveedores ofrece un tipo de nube demasiado limitado. Ello provoca que muchas empresas apuesten por combinar opciones de distintas empresas.
  • La escalabilidad. La producción de datos y la programación van cambiando dependiendo del momento del año. Lo ideal es que la nube elegida se adapte a las necesidades puntuales de la empresa correspondiente.

¿Cuál es el futuro de la nube híbrida?

Uno muy prometedor. De hecho, los que toman las decisiones al respecto tienen claro que es la mejor alternativa. La idea es apostar por la seguridad y buscar diversas opciones. Solo así es posible ganar en competitividad y en funcionalidad.

No en vano, que un 56 % de las empresas españolas ya usen este tipo de almacenamiento dice mucho a su favor. La experiencia está siendo muy positiva y ha permitido que su transformación digital sea más eficaz.

Tras lo experimentado con la pandemia de coronavirus, la transformación digital no es una opción, sino una necesidad. Las empresas han apostado por renovarse y por digitalizar la mayoría de los procesos. Así, la nube híbrida está sirviendo de impulso y de estímulo para afrontar un futuro más prometedor.

Teniendo en cuenta que su uso es a largo plazo, todo parece indicar que la nube híbrida se terminará imponiendo. Sirva la información anterior para ayudar a tomar algún tipo de decisión al respecto.

Todo sea por adaptarse lo máximo posible a las exigencias de la clientela de una empresa y por modernizarse progresiva y eficazmente.