Blog

¿Cómo funciona una nube híbrida?

La nube híbrida se ha convertido en imprescindible para un alto porcentaje de empresas. A continuación, se comenta en qué consiste y cómo funciona.

¿Qué es una nube híbrida?

La que funciona en un entorno local y en otro externo al mismo tiempo. La nube privada puede alojarse en un sistema de almacenamiento propio.

La nube pública en la plataforma a la que se le contrate el servicio. Se denomina híbrida porque pueden utilizarse ambas al mismo tiempo según la demanda de los datos que haya que consultar. Las nubes públicas y privadas han de integrarse totalmente para obtener el éxito.

¿Cómo funciona una nube híbrida?

A través de un API propio y de un programa que automatiza su gestión. Desde un único panel de control se accede a la información necesaria. Se ofrece la opción de escoger entre redes privadas virtuales o de área amplia.

Lo que distingue a este tipo de nube de las ya conocidas es que se integran todos los servicios. Todo dependerá de la conexión de la que se disponga y de la estabilidad de la tecnología utilizada.

¿Cuáles son las características técnicas de este tipo de nube?

La infraestructura tiene como base una plataforma IaaS (infraestructura como servicio). Se le añaden un centro de datos o nube privada y el acceso a una red segura. En algunos casos, se incorpora una LAN (red de área local) y una WAN (red de área extensa).

Las empresas comienzan usando una solución IaaS y por ampliar las funciones de su nube privada. Poco a poco, incorporan una nube pública con la misma tecnología. De hecho, ambas opciones han de ser compatibles para obtener el máximo rendimiento.

Algunos proveedores de IaaS facilitan la posibilidad de conectar los recursos locales a una nube pública. Gracias a una API, resulta más sencillo el proceso. Los encargados de esta infraestructura podrían apostar por diversas opciones como:

  • Una capa de hipervisor que genere máquinas virtuales conectadas a una nube pública.
  • Otra capa de software que instrumentalice los distintos tipos de nube existentes.

¿Es necesaria una nube híbrida en una empresa?

Todo dependerá de su actividad. El proceso comienza por evaluar cómo funciona la que se viene utilizando. Habría que modificarla si:

  • Se comprueba que es imprescindible ampliar su funcionalidad continuamente.
  • Hay que conservar datos sensibles, pero también compartir otros en bases de datos en Internet.

¿Es complicado administrar una nube híbrida?

La información anterior podría provocar ciertas dudas en el empresario. La combinación de varias API y de varios sistemas de almacenamiento parece, a priori, complicada. Sin embargo, cualquier departamento de TI tiene a su alcance diversas herramientas para simplificar la gestión.

Suele elegirse una interfaz en la que se incluyen todos los servicios para facilitar su manejo. Por ello, a la hora de elegir una solución es tan importante confirmar que sea compatible con la existente. Así se evitaría la migración de todos los datos a un nuevo sistema.

¿Qué tipo de empresas usan ya una nube híbrida?

Gracias a la reducción de costes que supone, son muchas las empresas de distintos sectores que han elegido esta alternativa. La falta de espacio físico para instalar dispositivos de almacenamiento es uno de los motivos para confiar en ella.

Sectores como el sanitario, donde los datos de los pacientes exigen la máxima privacidad, son de los que más apuestan por la nube híbrida.

Algunos ejemplos de uso

Se repasan algunas situaciones que casi exigen que se confíe en este sistema de almacenamiento.

El lanzamiento de una nueva aplicación

Probar algo distinto no solo supone un reto económico, sino también de gestión. La nube híbrida supone un ahorro importante. Al ser escalable, la empresa irá ampliando su capacidad a medida que lo necesite.

El cumplimiento de la ley

La LOPD exige una serie de medidas para proteger los datos de los clientes o pacientes. Ello exige que se deba usar una nube privada. La híbrida ayuda a que una empresa cumpla con la normativa y tenga acceso a la computación expandida simultáneamente.

Irregularidades en la carga de trabajo

Las exigencias de la clientela potencial de una empresa pueden variar sensiblemente en cuestión de semanas. Contar con un sistema limitado por un almacenamiento concreto evita la adaptabilidad a los nuevos retos. Los casos de cloudbursting (cuando la nube rebosa de datos) han de evitarse confiando en una opción híbrida y personalizable.

¿Qué factores habrían de tenerse en cuenta antes de elegir una nube híbrida?

Todo dependerá de las necesidades de la empresa, aunque en términos generales es una alternativa imprescindible. Entre otros factores deben valorarse los siguientes:

  • La flexibilidad. Todo dependerá del nicho de mercado, de los objetivos y de las necesidades específicas. Desechar una opción que se adapta a cualquier situación quizá no sea adecuado para afrontar nuevos retos o imprevistos futuros.
  • La implementación de una nube privada. Si se ha llevado a cabo habría que complementarla con una opción Paas (de plataforma como servicio). El resultado es poder desplazar de la nube pública a la privada los datos más sensibles.
  • La carga de trabajo dinámica. Cuando mayor sea, más útil será la mezcla de servicios y más aumentará la adaptación a los nuevos escenarios. Prepararse para el futuro es una medida digna de valorar detenidamente.

En definitiva, el modelo fijo tiene unos límites que terminan por frenar el desarrollo de la empresa. En caso de rebasarlos, hay que realizar una inversión que podría suponer la ampliación de los sistemas de almacenamiento. La opción híbrida es ampliable, flexible y adaptable. La reducción de los costes y el pago por servicio facilita la opción de seguir evolucionando.

Por lo tanto, puede concluirse que la mezcla de nubes es sinónimo de funcionalidad, ahorro y competitividad. Un 54 % de las empresas españolas ya confían en este sistema de almacenamiento. Un 31 % adicional certifica que implementará su nube actual. Los resultados no pueden ser más satisfactorias. Será cada empresario quien elija si es la nube híbrida la alternativa que necesita su negocio para mejorar sus resultados.